Administración de medicamentos por códigos de barras y bombas inteligentes, el nuevo camino para prevenir errores

Administración de medicamentos por códigos de barras y bombas inteligentes, el nuevo camino para prevenir errores

En EEUU el código de barras en la administración de medicamentos es una tecnología que está prácticamente disponible en todos los hospitales del país, si bien en España, todavía su implantación es muy limitada, por no disponer todos los medicamentos de código de barras en su acondicionamiento unitario, a pesar de que siempre ha sido uno de los grandes objetivos para los farmacéuticos de hospital. Por su parte, y en lo que respecta al uso de las bombas de infusión inteligentes en nuestro país, es mayor, aunque no siempre se aprovechan todas sus funcionalidades. Hoy hablamos de un nuevo artículo  publicado en la Revista Farmacia Hospitalaria, de la Sociedad española de farmacia hospitalaria (SEFH), publicado por Christina Michalek, del Institute for Safe Medication Practices – ISMP, y Stacy Carson, del Advent Health Hospital de Orlando,en el que promueven la implantación segura de la administración de medicamentos con código de barras y las bombas de infusión inteligentes, con el fin de minimizar sus posibles riesgos y optimizar sus beneficios.

El artículo revisa diferentes tipos de errores relativos a la administración de medicamentos con códigos de barras y las bombas de fusión inteligentes, y examina la forma en la que se producían dichos errores al emplear la tecnología. También se exponen algunas recomendaciones dirigidas a evitar este tipo de errores. Por otra parte, remarca que es fundamental que los hospitales comprendan la tecnología, su funcionamiento y los errores que pretende evitar, y el modo en el que cambiará los procesos clínicos. Es esencial, por tanto, que la dirección del hospital establezca las métricas necesarias y las monitorice regularmente para garantizar el uso óptimo de estas innovaciones. También es importante recopilar periódicamente las opiniones del profesional para detectar los posibles problemas que puedan surgir. Sin embargo, la dirección debe ser consciente que incluso con la implementación tecnológica pueden surgir errores al ahora de administrar la medicación.

Lo que es cierto es que la aplicación de tecnología, sea cual sea, en el área de farmacia hospitalaria favorece la eficacia y la calidad de los tratamientos destinados al paciente y, en consecuencia, reduce la partida presupuestaria de los centros hospitalarios, los errores médicos, además de mejorar el desempeño de los profesionales. Por su parte, las herramientas de LUG se basan en un modelo que se destinan a garantizar la coherencia entre los tratamientos preparados en la farmacia hospitalaria y las necesidades de cada paciente, logrando reducir substantivamente la posibilidad de ocurrencia de errores de medicación. Según la Organización Mundial de la Salud los errores de medicación son una de las principales causas de lesiones y daños evitables en los sistemas de atención sanitaria. De hecho, solo en EEUU, los errores de medicación causan al año consecuencias desafortunadas en 1,3 millones de personas al año, mientras que en España 8.000 muertes se atribuyen cada año a equivocaciones relativas a la prescripción, preparación o administración de medicamentos.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *