Covid-19: así son las nuevas medidas de contención de la Comisión Europea para frenar la nueva ola de contagios

Covid-19: así son las nuevas medidas de contención de la Comisión Europea para frenar la nueva ola de contagios

A medida que el coronavirus sigue expandiéndose por Europa, cada día más ciudadanos europeos viven bajo nuevas restricciones, prohibiciones y recomendaciones para frenar una segunda ola del Covid-19 en el continente. Por ello, a raíz de este alarmante incremento de la tasa de infecciones por COVID-19 en toda Europa registrada en las últimas semanas, la Comisión Europea ha decidido poner en marcha un conjunto de medidas adicionales para contribuir a limitar la propagación del coronavirus y salvar vidas. Tal y como apuntan desde la Comisión Europea, “los ciudadanos, las familias y todos los países europeos siguen enfrentados a un riesgo sin precedentes para su salud y bienestar”, por lo que la cooperación y coordinación entre los Estados miembro sigue siendo esencial y debe reforzarse aún más, dada la presión que sufren los sistemas sanitarios.

Las medidas implantadas tienen por objeto fundamentalmente comprender mejor la propagación del virus y la eficacia de la respuesta, intensificar la realización de pruebas específicas, reforzar el rastreo de contactos, mejorar los preparativos para las campañas de vacunación y mantener el acceso a suministros esenciales, como los equipos de vacunación, preservando al mismo tiempo la circulación de todos los bienes en el mercado único y facilitando la seguridad en los viajes. A continuación, resumimos los ocho próximos pasos que deben adoptarse en ámbitos clave, a fin de reforzar la respuesta de la Unión ante el repunte de los casos:

  1. Mejorar el flujo de información. El objetivo es garantizar una información precisa, exhaustiva, comparable y oportuna sobre los datos epidemiológicos, así como sobre la realización de las pruebas, el rastreo de contactos y la vigilancia de la salud pública. Para mejorar el intercambio de datos a escala de la Unión, la Comisión pide a los Estados miembros que faciliten todos los datos pertinentes al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE) y a la Comisión.
  2. Establecer pruebas de diagnóstico más eficaces y rápidas. Las pruebas de diagnóstico son una herramienta crucial para frenar la propagación del coronavirus. Para promover un enfoque común y la eficacia de las pruebas, la Comisión ha adoptado una Recomendación sobre las estrategias para las pruebas de diagnóstico de la COVID-19, incluido el uso de pruebas rápidas de antígeno. Esa Recomendación establece los elementos clave que deben tenerse en cuenta en las estrategias para la realización de pruebas de diagnóstico nacionales, regionales o locales; su alcance, los grupos a los que debe darse prioridad, cuestiones clave relacionadas con las capacidades y los recursos para tales pruebas, e indicaciones sobre cuándo resultan adecuadas las pruebas rápidas de antígeno. La Comisión también pide a los Estados miembros que presenten estrategias nacionales para la realización de pruebas. Asimismo, está movilizando 100 millones de euros con cargo al Instrumento de Asistencia Urgente para adquirir directamente pruebas rápidas de antígeno y enviárselas a los Estados miembros. Paralelamente, la Comisión está poniendo en marcha un procedimiento de adquisición conjunta para garantizar que, en caso de que los Estados miembro obliguen a los viajeros a someterse a una prueba previa o en caso de que el país de origen no disponga de capacidad suficiente para realizar pruebas a los asintomáticos, los viajeros tengan posibilidad de someterse a una prueba tras su llegada.
  3. Aprovechar plenamente las aplicaciones de rastreo de contactos y de alerta a través de las fronteras. Las aplicaciones de rastreo de contactos y de alerta ayudan a romper las cadenas de transmisión. Hasta la fecha, los Estados miembros han desarrollado19 aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y de alerta, y la Comisión Europea, por su parte, con el fin de unir y conectar todas estas apps de rastreo de COVID-19 de la UE, ha creado un servicio de pasarela europea (European Federation Gateway Service). (European Federation Gateway Service).
  4. Lograr una vacunación efectiva. El desarrollo y el despliegue de vacunas seguras y efectivas son esfuerzos prioritarios para poner fin a la crisis rápidamente. En el marco de la Estrategia de la UE para las vacunas contra la COVID-19, la Comisión está negociando acuerdos con productores de vacunas, para que puedan estar disponibles, tanto para Europa como para el resto del mundo, tan pronto como se demuestre que son seguras y eficaces. La Comisión ha establecido así un marco común de notificación y una plataforma para supervisar la eficacia de las estrategias nacionales en materia de vacunación.
  5. Comunicación eficaz con los ciudadanos. Una comunicación clara es esencial para que la respuesta en materia de salud pública sea exitosa. Por ello, todos los Estados miembro deben relanzar campañas de comunicación destinadas a combatir la información falsa, engañosa y peligrosa para la ciudadanía
  6.  Garantizar suministros esenciales. Desde el principio de la pandemia, la UE ha apoyado a los fabricantes para garantizar la disponibilidad de los medicamentos y equipos médicos esenciales. La Comisión ha puesto en marcha, entre otros, un nuevo procedimiento deadquisición conjunta de equipos médicos para la vacunación, y ha ampliado la suspensión temporal de los derechos de aduana y del IVA sobre la importación de equipos sanitarios procedentes de terceros países. También propone que hospitales y profesionales médicos no tengan que pagar el IVA sobre las vacunas y los kits de prueba utilizados en la lucha contra el coronavirus.
  7. Seguridad en los viajes. La Comisión está trabajando también con miras a garantizar que los viajes por Europa sean seguros. De este modo, pide a los Estados miembro que apliquen la Recomendación del Consejo relativa a un enfoque conjunto y coordinado de la restricción de la libre circulación.
  8. Ampliación de corredores verdes. La Comisión propone ampliar el enfoque de los corredores verdes para garantizar que el transporte funcione eficazmente en ámbitos como el del transporte ferroviario, aéreo y marítimo de mercancías. Los Estados miembro, por su parte, deberán garantizar una libre circulación de mercancías sin fisuras en todo el mercado único.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *