¿Cómo reducir el precio de los fármacos oncológicos?

¿Cómo reducir el precio de los fármacos oncológicos?

Los fármacos y terapias para revertir el cáncer en pacientes afectados evolucionan y se perfeccionan rápidamente a medida que avanza la investigación en oncología.  Sin embargo, los elevados costes derivados de los medicamentos obstaculizan o, en algunos casos, imposibilitan que el paciente pueda beneficiarse de ellos, lo que influye directamente en la esperanza de vida.

Por ejemplo, la supervivencia a cinco años en cáncer de mama es del 90% en EEUU, frente a 40% en Sudáfrica, y en cáncer de pulmón es del 33% en Japón respecto al 4% de India. El retraso en obtener un diagnóstico rápido, el elevado coste de los tratamientos y un sistema sanitario deficiente son algunos de los factores que influyen en estas disparidades entre países.

Un reciente trabajo realizado por el IOB Institute of Oncology ha despejado las claves para mejorar el acceso a los medicamentos oncológicos facilitando que su precio sea más asequible. Las conclusiones del estudio se han divulgado en el artículo “Mejora del acceso global a los medicamentos contra el cáncer” publicado por la revista científica A Cancer Journal for Clinicians.

Algunas de las variables que pueden determinar la reducción del coste de los fármacos son:

  • La realización de estudios clínicos basados en la eficiencia y no solo en la eficacia.
  • La planificación optimizada de las terapias contra el cáncer para mejorar el acceso y los efectos adversos: más biomarcadores con mayor precisión para la identificación de los candidatos que pueden beneficiarse de los medicamentos, mejoras en la eficacia de diversos servicios asociados a los tratamientos como laboratorios, técnicas de imagen, cirugía y radioterapia; inversión en tecnología y en la formación del personal sanitario.
  • Revisión de los medicamentos esenciales, es decir, aquellos que la OMS ha marcado como fármacos fundamentales para el tratamient del cáncer. Sin embargo, aun cuando un medicamento esencial está incluido en una lista nacional, pueden darse diversas circunstancias que afecten a su empleo y a la eficacia del tratamiento, como la prescripción o el empleo inadecuados: falta de infraestructura para facilitar el acceso a la terapia en candidatos adecuados y ausencia de garantías en cuanto a la calidad de la atención.
  • Creación de una agencia reguladora mundial que controle los precios con la colaboración de sistemas sanitarios y fabricantes, y la armonización de la regulación legal, ética y financiera de los ensayos clínicos.

Según el informe “Innovación en los Procesos de Farmacia Hospitalaria”, elaborado por Lug Healthcare Technology, los hospitales podrían ahorrar en gastos farmacéuticos hasta un 10% de media con la implementación de soluciones tecnológicas específicas para el área de farmacia. Para ello dispone de Lug Traza, una herramienta tecnológica que se implanta en el área de farmacia de los hospitales con el fin de desarrollar un método de trabajo que controle todo el proceso de medicación garantizando toda la trazabilidad.

Según este estudio, el ahorro del gasto podría ser especialmente significativo en el área de oncología donde, la tasa de incidencia de los errores de medicación se sitúa en torno al 10%. Además, en este campo se producen los errores humanos con peores consecuencias para el paciente, principalmente originados por la elevada toxicidad de los preparados, el estrecho margen terapéutico y la complejidad de los tratamientos. Unos tratamientos que tienen un coste medio de aproximadamente 400 euros por dosis.

 

 

 

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *