El poder de la Inteligencia Artificial (IA) en la lucha contra el coronavirus

El poder de la Inteligencia Artificial (IA) en la lucha contra el coronavirus

En los últimos meses, el coronavirus ha dado un vuelco a nuestras vidas y ha puesto a trabajar a contrarreloj a muchos profesionales y expertos del ámbito sanitario volcados en la búsqueda de nuevos tratamientos y vacunas eficaces para hacer frente a la COVID 19. Junto a ellos, otros sectores profesionales, como el de la Inteligencia Artificial (IA),  también siguen haciendo una gran labor para paliar los efectos de la pandemia a nivel mundial.

China, primer epicentro de la pandemia, y país puntero en el avance tecnológico en este campo, ha sido de los primeros países en hacer uso de la en la IA para, entre otros,  restringir el movimiento de la población, la previsión de la evolución de los brotes de enfermedades y la investigación para el desarrollo de una vacuna o un tratamiento. En lo que respecta a este último aspecto, la IA se ha empleado a su vez para secuenciar el genoma del virus, realizar diagnósticos más rápidos, llevar a cabo análisis de escáner o manejar robots (South China Morning Post).

Estados Unidos centra también grandes esfuerzos en el camino hacia la cura  apoyándose en la IA. Un reciente estudio de la Universidad de Michigan propone nuevas alternativas para sintetizar medicamentos que en este momento se están probando como tratamientos de la Covid19, con el fin de evitar problemas de escasez, como ocurre hasta ahora con el Remdesivir y la Dexametasona. Los autores del estudio utilizaron IA para recrear once medicamentos y crear opciones que pudieran usar materia prima existente y barata, sin catalizadores y con miras a la producción a gran escala.

En España, los avances en el campo de la IA también son reseñables. Ya es posible detectar, por ejemplo, el virus en radiografías o establecer un sistema de predicción de camas de UCI . No podíamos dejar de hacer mención al hospital exprés de pandemias que se está construyendo sin descanso en la Comunidad de Madrid y que estará dotado de tecnología de última generación para garantizar la seguridad de los profesionales y pacientes. Dispondrá de un sistema de identificación a través de reconocimiento facial basado en Inteligencia Artificial y de huella dactilar mediante sensores biométricos. El recinto hospitalario dispondrá también de un sistema de vanguardia para monitorizar a los usuarios mediante tecnología IoT (Internet of things) que servirá para garantizar la adecuada circulación entre pacientes y profesionales, por los denominados circuitos diferenciados “limpio” y “sucio”. A su vez, se reforzará la seguridad de las zonas más sensibles para acceder a áreas restringidas del hospital como la UCI, la farmacia, los laboratorios y el Almacén Central, que contará con equipamientos de electromedicina de alto valor y material sanitario esencial para la gestión de las emergencias sanitarias como los Equipos de Protección Individual (EPI).

Por su parte, #RadarCovid, la app para rastrear contactos de riesgo diseñada y dirigida por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Gobierno de España ya está lista en una decena de comunidades autónomas. La aplicación utiliza la conexión Bluetooth del terminal, a través de la cual los móviles emiten y observan identificadores anónimos de otros teléfonos que cambian periódicamente. Según los expertos, la app, que hasta la fecha acumula más de 3,4 millones de descargas, complementará la labor de los rastreadores y permitirá a los usuarios conocer su nivel de exposición al virus, notificar de forma anónima si su diagnóstico es positivo y comunicar el resultado a los contactos de uno, sin revelar su identidad, garantizando, por tanto, la seguridad y la privacidad. Su funcionamiento es bastante sencillo e intuitivo y ya está disponible para descargar en iOS y Android.

El sistema sanitario ha dado un giro crucial a partir de esta pandemia y ha progresado en la dirección de adaptarse a las nuevas tecnologías. En Lug seguimos haciendo nuestra contribución para el avance de la digitalización como manera de afrontar ahora y en el futuro  crisis sanitarias como la actual, desarrollando herramientas que nos permitan garantizar la seguridad de los pacientes, de los profesionales y del uso de los medicamentos.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *