Cinco retos en sanidad para 2019

Cinco retos en sanidad para 2019

El Proyecto de Presupuestos del Estado para 2019 contempla una partida de 4.292 millones de euros en sanidad, lo que supone un incremento de 39 millones de euros respecto al ejercicio anterior, sólo un 0,9% más. Una cuantía que, entre otros aspectos, se destinará a la recuperación de la salud universal, la progresiva eliminación de copagos farmacéuticos y la mejora de la atención a la dependencia.

Pero el sector sanitario nos plantea más retos para este año que acabamos de inaugurar. Estos son algunos de ellos:

  1. El desabastecimiento de medicamentos. La última actualización de la Agencia Española del Medicamento (AEM) cifró en más de 350 los fármacos que están en desabastecimiento en España. El listado incluye medicamentos para las cardiopatías, el lumbago, la tensión, la fiebre, la acidez estomacal, el dolor o la ansiedad. Un problema generalizado, que afecta a las boticas de todo el país y que se debe abordar cuanto antes.
  1. La humanización de la sanidad. Los avances tecnológicos han propiciado una mejora en el diagnóstico y la adecuación de los tratamientos al paciente pero el uso de la innovación también implica una deshumanización de la asistencia sanitaria. Así, ofrecer a los pacientes una atención más cercana y humana es una de las asignaturas pendientes del sector sanitario. Un objetivo que pasa por lograr una mayor comunicación entre el paciente y el profesional sanitario para así garantizar una asistencia integral del caso, mayor adherencia al tratamiento y, por ende, una mayor satisfacción por parte de éste con el centro hospitalario.
  1. La problemática de los medicamentos peligrosos. Se trata de uno de los retos más urgentes del sector. Es necesario implantar una normativa nacional que ofrezca garantías de seguridad a todos los profesionales sanitarios que manipulan los medicamentos peligrosos, tal y como ha hecho recientemente la Consejería de Sanidad de Madrid, que en 2018 desarrolló una nueva norma en materia de seguridad en el manejo de estos citostáticos.
  1. Mayor innovación en farmacia hospitalaria. La aplicación de herramientas tecnológicas dentro del sistema sanitario permite, por ejemplo, mejorar la trazabilidad durante todo el tratamiento y asegurar la concordancia entre la prescripción, la validación, la preparación de los medicamentos y la administración al paciente en el área de farmacia hospitalaria, lo que aumenta la calidad y la seguridad al paciente y posibilita rebajar la partida presupuestaria dedicada a este tipo de procesos. De esta manera, la investigación en materia de salud y la aplicación de nuevas técnicas y herramientas al sistema debe ser un tema prioritario para esta industria.
  1. Adherencia al tratamiento del paciente crónico. En España, más de la mitad de los pacientes crónicos no se adhieren correctamente a los tratamientos prescritos por el médico, según revela el informe “Plan de Adherencia al Tratamiento. Uso adecuado del medicamento”, elaborado por Farmaindustria con el apoyo de la consultora EY. Una situación que repercute en un peor control de la enfermedad y conlleva un aumento de las consultas médicas, las pruebas y, en consecuencia, un incremento del gasto sanitario. Un hecho que pone de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes para favorecer la adherencia y mitigar así esta problemática.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *