Chatbots, el nuevo asistente virtual en salud

Chatbots, el nuevo asistente virtual en salud

2019 parece confirmarse como el año en el que la innovación se consolidará en el sector sanitario. Microchips, apps interactivas o robots que dispensan medicamentos a domicilio son algunas de las tendencias que poco a poco adquieren un mayor protagonismo en este campo.

Entre las tecnologías que ganarán peso durante este ejercicio destaca una: los chatbots. Así lo asegura una reciente investigación publicada por Juniper Research que estima que la interacción con estos asistentes impulsados por Inteligencia Artificial en el sector sanitario alcanzará una tasa de crecimiento anual del 167% hasta superar los 2.800 millones en 2023.

En concreto, la implementación de esta tecnología transformará la manera en la que los pacientes acceden al sector sanitario, facilitando su día a día y también el de sus familiares y además, por ende, liberará de carga de trabajo a los profesionales sanitarios.

Entre otros aspectos, los chatbots cuentan con la capacidad de ayudar a los pacientes a resolver dudas sobre su enfermedad evitando así, en muchos casos, que tengan que acudir a la consulta. Una asistencia virtual que adquiere una importancia mayor en el caso del seguimiento y control de pacientes crónicos a domicilio o a la hora de garantizar la adherencia a los tratamientos médicos.

Asimismo, una de las ventajas de este tipo de sistemas es que están operativos las 24 horas del día y utilizan unos algoritmos que permiten al programa responder de manera rápida a las peticiones de los usuarios adaptándose a sus múltiples necesidades. Además, gracias a la tecnología machine learning, algunos chatbots pueden aprender de sus propias acciones y almacenar un conocimiento exhaustivo sobre las diversas patologías que analizan.

La investigación elaborada por Juniper Research destaca que el empleo de chatbots y de inteligencia artificial en salud podría traducirse en unos ahorros de alrededor de 3.700 millones de dólares para 2023 en los sistemas de salud de los países que lo apliquen.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *