La personalización de los tratamientos y la tecnología, claves en la lucha contra el cáncer

La personalización de los tratamientos y la tecnología, claves en la lucha contra el cáncer

El 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y el control de esta enfermedad. Desde Lug nos queremos sumar a la campaña de sensibilización contra esta patología y  lanzar un mensaje de apoyo a todas las personas afectadas por la dolencia.

Según el estudio ‘Las Cifras del Cáncer en España 2018’, elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica, uno de cada dos hombres y casi una de cada tres mujeres tendrá cáncer a lo largo de su vida. Actualmente, en España, los tumores son la principal causa de muerte entre los varones y la segunda causa en las mujeres, sólo por detrás de las enfermedades cardiovasculares, según el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Por ello, en Lug creemos que los tratamientos personalizados e individualizados para cada paciente, y basados en la trazabilidad, así como en controles de seguridad rigurosos durante toda la fase del proceso sanitario son claves en la lucha contra las enfermedades oncológicas.

La medicina de precisión aumenta la respuesta al tratamiento oncológico

Diversos estudios ponen de relevancia la importancia de desarrollar métodos personalizados que aceleren el avance de la medicina de precisión para mejorar los resultados contra esta patología.

En concreto, según un estudio estadounidense elaborado por la UC San Diego Health, Escuela de Medicina de la Universidad de California, el 30% de los pacientes oncológicos sometidos a un tratamiento dirigido mostraron una mejor respuesta a la terapia. Asimismo, el informe revela que los primeros presentaron una tasa de supervivencia a la enfermedad más larga, con una media de 5,7 meses, frente a los 2,95 meses del otro grupo de control.

En este sentido, en Lug HT creemos que el uso de herramientas tecnológicas como los sistemas basados en inteligencia artificial o análisis Big Data permite registrar de forma unívoca y fielmente todos los pasos del proceso y, así, establecer, según los diferentes indicadores establecidos, cuál es el tratamiento más adecuado a administrar a cada paciente según el tipo y el estado de su patología. La aplicación de la tecnología en el ámbito sanitario no sólo mejora la calidad de los tratamientos y la seguridad al paciente sino que también facilita la organización presupuestaria de cada partida del hospital, que podría repercutir en un ahorro de hasta un 10% de media en los gastos farmacéuticos.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *