Apoyo psicológico para superar el cáncer

Apoyo psicológico para superar el cáncer

La salud mental es uno de los aspectos que más atención requiere cuando nos enfrentamos al temido cáncer. Desde el momento del diagnóstico, el propio tratamiento oncológico e incluso una vez superada la enfermedad, el paciente suele desarrollar un malestar emocional que es importante que se gestione de un modo adecuado. Miedo, ansiedad o depresión son algunos de los sentimientos que acarrea esta patología, por lo que fortalecer la mente se convierte en el primer paso para afrontar y vencer la enfermedad.

Un estudio elaborado por All.Can en diez países (Australia, Bélgica, Canadá, Francia, Italia, Polonia, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos) muestra que el 69% de los encuestados necesitó apoyo psicológico durante o después de padecer cáncer aunque un tercio (34%) aseguró que esa ayuda no estaba disponible en su centro. Además, dos de cada cinco (41%) señalaron que no les había ofrecido ninguna información sobre los grupos u organizaciones que podrían apoyarlos durante las diferentes fases de la enfermedad.

En esta misma línea, la Sociedad Internacional de Psico-oncología (IPOS) reconoce que existen brechas significativas en la prestación de este tipo de servicios en Europa, donde entre el 40-60% de los pacientes y de sus familias experimenta trastornos psicológicos y solo una minoría recibe el apoyo y la atención psicológica que necesita.

En este sentido, los expertos destacan que los pacientes de cáncer que además tienen depresión cuentan con un 39% más de riesgo de sufrir mortalidad que aquellos que no la tienen, lo que denota la necesidad de contar con apoyo psicológico. Por ello, una atención multidisciplinar integrada que aborde la salud mental como una parte más del tratamiento oncológico es uno de los retos a los que debe hacer frente la industria sanitaria.

Ayudar a los enfermos a asimilar la información, a tomar decisiones más razonadas, a hacer frente a los cambios físicos para que afronten mejor la enfermedad y ofrecer unas pautas sobre todo ello a su entorno es determinante en la lucha contra el cáncer.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *