La tecnología, clave en la salud del futuro

La tecnología, clave en la salud del futuro

Los pacientes ya pueden participar más activamente en el cuidado de su salud gracias, especialmente, a las nuevas tecnologías. La eSalud, el Internet de las Cosas, el Big Data, el Mobile Health o los wearables son algunas de las últimas innovaciones que posibilitan a los usuarios medir su actividad diaria, programar hábitos saludables y hacer un seguimiento activo de su estado físico.

Estas herramientas sanitarias evitan los desplazamientos, las esperas de los pacientes, posibilitan una mayor agilidad en los tratamientos y en la disponibilidad de citas al sistema sanitario, reducen las tareas más mecánicas de los profesionales sanitarios y, en consecuencia de todo ello, minimizan los costes en sanidad.

En este sentido, Ticbeat.com destaca el mercado de la salud móvil moverá 26.000 millones de dólares este año y señala que, actualmente, existen más de 97.000 aplicaciones móviles relacionadas con la salud y la forma física. Asimismo, según el Grupo Research Now, casi el 50% de los médicos introducirán apps médicas a su práctica en los próximos cinco años.

La Inteligencia Artificial, el machine learning o el deep learning, entre otras cosas, ayudará a los profesionales a la toma de decisiones medicas más adecuadas y permitirán definir, recopilar y almacenar datos sobre los pacientes que ayudan a identificar y prevenir enfermedades con mucha más precisión.

Otras de las tecnologías que modificarán la sanidad son el blockchain, la robótica, la impresión 3D o los drones. Por un lado, la cadena de bloques permitirá crear bases de datos comunes con información médica blindada y segura. Según el estudio de IBM, Healthcare Rallies for Blockchain, el 56% de las compañías de salud tiene pensado implementar una solución de blockchain comercial para 2020.

La robótica mejorará especialmente la atención quirúrgica gracias a la telecirugía, la nanocirugía o los tratamientos no invasivos; mientras que la impresión 3D permitirá dar vida a prótesis, órganos y tejidos como la piel o incluso reproducciones de células madre. Por su parte, el uso de drones ayudará a favorecer la medicina universal al ser capaz de transportar medicinas a lugares remotos donde es difícil llegar por vía terrestre.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *