Tecnología sanitaria: del hospital líquido a la medicina predictiva

Tecnología sanitaria: del hospital líquido a la medicina predictiva

Las nuevas tecnologías han revolucionado el sector sanitario. El modo en el que se llevan a cabo los procesos, la atención al paciente e incluso el propio concepto de hospital han cambiado gracias la implantación de una larga lista de sistemas innovadores.

El hospital ha pasado de ser un centro de cuatro paredes al uso a implicar tanto a profesionales, pacientes y familiares en lo que ya se conoce con el término de “hospital liquido”. Un entorno en el que los tratamientos sanitarios salen de la instalación para acercarse al ciudadano mediante el uso de la tecnología.

También la incorporación de herramientas de Big Data e Inteligencia Artificial en este área han posibilitado el avance de la medicina predictiva, que ofrece la ventaja de recoger datos del paciente relativos a su genética, estilo de vida, etc. para anticipar y prevenir posibles enfermedades.

Asimismo, el auge de los dispositivos wearables permite a los profesionales en salud tener la posibilidad de realizar una monitorización en tiempo real del estado de salud del paciente para detectar posibles riesgos y realizar un seguimiento más exhaustivo y ajustado a cada persona.

A este respecto, uno de los grupos de pacientes que más se han beneficiado de este tipo de innovaciones son aquellos que presentan una enfermedad crónica. Las plataformas digitales o apps brindan la oportunidad de realizar consultas online a estas personas para que tengan un mayor control sobre su patología y, a su vez, un acceso más sencillo y rápido al doctor sin la necesidad de desplazarse.

La telemedicina ya forma parte de esta nueva salud digital en la que muy pronto también compartiremos escenario con los robots. Maquinas que a través del uso de algoritmos aprenderán de la experiencia para mejorar la calidad y la seguridad del servicio sanitario. En este sentido, un informe británico señala que el incremento de las cirugías asistidas por robots, el desarrollo de la telemedicina, el establecimiento de clínicas virtuales con asistencia remota y otros casos específicos que permitan incorporar robots en medicina podrían dar lugar a realizar procedimientos sanitarios menos invasivos y dolorosos.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *