Cinco términos sanitarios que debes conocer

Cinco términos sanitarios que debes conocer

Como te comentamos en un post anterior, en Lug HT queremos ayudarte a conocer varios conceptos sobre medicina. Hoy te explicamos el significado de cinco conceptos más. Toma nota.

Farmacotecnia. Es la ciencia que estudia las condiciones que deben reunir los medicamentos para su posterior dispensación. Esto incluye las diversas manipulaciones a las que deben someterse las materias primas con el objetivo de darles la forma adecuada para poder ser administradas al paciente.

Placebo. Se trata de una palabra comúnmente oída pero lo cierto es que muchos ciudadanos desconocen su significado. Este término hace referencia a una píldora de azúcar sin actividad farmacológica, con valor únicamente psicológico en el paciente, que al ingerirla cree que se trata de un medicamento realmente efectivo. Su utilización más común es durante los ensayos clínicos de nuevos medicamentos con el objetivo de conocer si el posible fármaco tiene una actividad superior al placebo y determinar si se debe continuar con la investigación o no.

Farmacocinética. Este concepto engloba la rama de la farmacología que estudia los procesos a los que un fármaco es sometido a través de su paso por el organismo. Trata de dilucidar qué sucede con un medicamento desde el momento en el que es administrado hasta su total eliminación del cuerpo.

Blister. Esta palabra quizá también la hemos escuchado en más de una ocasión. Un blíster es un envase, normalmente de plástico transparente, con una cavidad en forma de ampolla donde se aloja el producto y que lo protege de golpes durante las operaciones de manipulado y transporte. Además, en el caso de los productos farmacéuticos, los blísteres se presentan con cavidades o ampollas individuales, lo que facilita que la persona pueda tomar una pastilla mientras que el resto de comprimidos se conserva adecuadamente.

Antiséptico. Son sustancias antimicrobianas que ayudan a combatir o prevenir padecimientos infecciosos, inhibiendo el crecimiento y la reproducción de bacterias, hongos y virus que los ocasionan. Principalmente, se aplican sobre la piel para atender heridas, quemaduras y picaduras.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *